Messi da el Clásico al Barcelona tras un gran encuentro por ambos equipos

España. Por: Antonio Recio @ondatica @afr1505


Hay Liga gracias a Messi, marcó el gol de la victoria en el tiempo de descuento, a 30 segundos del final del partido. Su victoria le coloca como líder a falta de cinco jornadas. Este Clásico, en comparación con el de hace unos meses en el Camp Nou, fue bastante mejor: hubo partido e intensidad por parte de los dos equipos.


El partido arrancó con la antesala de la Champions. Lo de Zidane apretaron de salida ante un equipo azulgrana desconocido, que no daba dos pases seguidos y que apenas pasaba de su zona de campo. Esto recordaba a las sensaciones dadas por los dos equipos en la máxima competición europea. Los blancos a base de presionar lograron pasar a semifinales, mientras que el Barcelona en la ida fue goleado por la Juventus. En este arranque, los merengues reclamaron un penalti por derribo de Umtiti a Cristiano. Es verdad que hubo contacto pero el portugués exageró la caída y el colegiado canario ignoró el derribo.


Poco a poco el Barcelona empezó a despertarse gracias a Messi. El argentino provocó la tarjeta de Casemiro después de una grave entrada y poco después recibía un codazo de Marcelo que el árbitro no pitó, que acabó con Messi retirándose del campo para parar la hemorragia que tenía.


A los 28 minutos se adelantó el Madrid. Un gol marcado por la polémica. Un balón de Marcelo a Sergio Ramos que se encuentra en posición dudosa, remata el defensa al palo y Casemiro aprovecha para marcar a portería vacía. No se derrumbó el Barcelona. Apareció otra vez Messi. El '10' cogió un balón dentro del área y tras dejar clavado a Carvajal batió a Navas. Tuvo otra el argentino pero su disparo fue desviado por Carvajal a corner... que no fue concedido por el árbitro canario. El partido estaba muy igualado. Pudo marcar Modric pero su gran disparo fue desviado por Ter Stegen pero también Alba tras otra brillante acción de Messi. Ya en el tiempo de descuento, una nueva acción de Casemiro con pisotón a Leo que Hernández Hernández volvió a perdonar. Era la segunda amarilla y la consiguiente expulsión. 


La segunda parte empezó como la primera. Es decir, un Madrid desatado que en tres minutos sacó otros tantos saques de esquina y volvió a probar el disparo desde fuera del área por medio de Kroos, bien despejada por Ter Stegen. El Barcelona perdía muy rápidamente el balón y ello facilitaba el contraataque blanco como en el 52 cuando un centro de Marcelo fue rematado por Benzema y el portero barcelonista sacaba el balón con el pie. 


Paco Alcácer tuvo en sus botas el gol pero su remate fue desviado por Navas. Era la primera vez en estos segundos cuarenta y cinco minutos que se acercaba a la portería madridista. Messi ponía un balón de oro a Suárez pero el uruguayo no supo controlar. También pudo marcar Piqué pero su espectacular remate en un saque de esquina fue desviado por el portero costarricense. Perdonó Cristiano Ronaldo en el minuto 66 después de una gran jugada de Marco Asensio pero también pudo hacerlo Suárez un minuto después tras una asistencia de lujo de Iniesta que salvó Navas, como lo hizo un minuto después en un disparo desde fuera del área de Messi. La réplica del Madrid llegó en las botas de Asensio que detuvo magistralmente.


Y en ese partido de ida y vuelta llegó el golazo de Rakitic. El croata, que no jugó bien durante todo el partido, conectó un gran disparo desde fuera del área que nada pudo hacer Navas. El Barcelona se ponía por delante en el marcador y el Madrid se quedaba con diez por la expulsión de Ramos por una dura entrada a Messi. Pudo sentenciar Piqué pero su remate desde dentro del área fue desviada por Navas. El Barcelona dominaba claramente el partido. Volvió a salvar a su equipo en el 82 tras otra gran jugada de Messi. Pero fue el Madrid quien empató el partido. Una jugada de Marcelo por la izquierda era rematada por James al fondo de la red. Y pudo volver a marcar con un disparo de Asensio bien salvado por Ter Stegen.


Y cuando todo parecía que iba a quedar en empate, apareció Messi. Leo aprovechó un servicio de André Gomes, tras una excelente jugada de Sergi Roberto, para batir a Navas, marcar su gol 500 y darle la victoria al Barcelona y posibilidades de ganar la Liga.


El tico Keylor Navas, pese al resultado, hizo un gran partido y salvó a los blancos de sufrir una goleada del Barcelona. Para destacar su tres paradones: Primero sacó un buen pie abajo para evitar el gol de Alcácer, que había controlado solo dentro del área. Apenas unos minutos después repitió paradón ante Piqué. El central cabeceó un córner y obligó a Keylor a volar para salvar el 1-2. La tercera fue a Luis Suárez, que la pegó al segundo palo y obligó a Keylor a mandarla a córner con otra gran intervención. También su homónimo azulgrana Ter Stegen, en su primer Clásico, hizo un muy buen partido.