Una explosión en el autobús del Borussia Dortmund suspende la ida de cuartos contra el Mónaco

España. Por: Antonio Recio @ondatica @afr1505


El autobús del Borussia Dortmund partía como de costumbre desde el hotel de concentración al Signal Iduna Park, el estadio del conjunto alemán. Nada más salir del hotel, sobre las 19.15 hora alemana (1 hora y media antes del partido), hay tres explosiones y saltan todas las alarmas. Las primeras informaciones dicen de que el único afectado fue Marc Bartra por cortes en los brazos y manos de los cristales que explotaron por deflagración, que fue trasladado en ambulancia al hospital más cercano para ser operado de urgencia a causa de una fractura en el radio de su muñeca derecha por esta explosión. Durante la intervención se le han retirado "cuerpos extraños incrustados" en la zona, los cristales clavados que he mencionado antes. Tras esto, se suspendió el partido de la ida de cuartos de final de la Champions League que enfrentaba al Borussia Dortmund y el Mónaco, que se aplazó al día siguiente, miércoles, a las 11:45 hora tica. Anoche se debió jugar junto al Juventus - Barcelona, y ahora jugará antes del Bayern - Real Madrid y el Atlético de Madrid - Leicester City. Más tarde se conoce que un policía que escoltaba al autobús en moto también estaba herido por trauma de la explosión.


En las siguientes horas se han llevado las investigaciones correspondientes. Nada más ocurrir la explosión, la mayoría pensó que fue fruto de un ataque terrorista como el sucedido en París el día que jugaba Francia contra Alemania en el Stade de France, que por suerte en el recinto no sucedió nada, pero después acabó en la sala Bataclan con una masacre.


La policía y la fiscalía de Dortmund aseguraron que no han descartado ninguna posibilidad sobre las causas de la triple explosión registrada junto al autobús del Borussia Dortmund, e informaron de que han encontrado un escrito en el que se reivindica la autoría del ataque, que se está analizando, sin revelar más detalles para preservar el trabajo de las fuerzas de seguridad. Y señaló la fiscal Sandra Lücke que ha abierto una investigación por intento de homicidio. Por su parte, el presidente de la policía de Dortmund, Gregor Lange, explicó que aún no se ha podido aclarar los motivos del suceso, pero afirmó que los investigadores mantienen abiertas todas las vías de investigación y contemplan "todas las posibilidades". La policía parte de la base de que se trató de un ataque dirigido expresamente contra el Borussia Dortmund. Tras salir del hotel y que los jugadores y cuerpo técnico montó en el autobús, a las 19.15 hora alemana partió rumbo al Signal Iduna Park y se registraron tres explosiones que dañaron parte del vehículo, y rompieron en añicos algunas de sus lunas. Los artefactos explosivos estaban ocultos tras un seto.


"El autobús fue víctima de un ataque con explosivos. Todo el equipo está en estado de 'shock'. Son imágenes que no podremos quitarnos de la cabeza", declaró el director ejecutivo del Borussia Dortmund, Hans-Joachim Watzke, tras las tres explosiones que dañaron el autobús del equipo y que provocaron el aplazamiento al miércoles del duelo de cuartos de la Champions frente al Mónaco. "Espero que en la medida de lo posible el equipo esté en condiciones de presentarse mañana para un partido de competición. En una situación de crisis como esta, todos los 'Borussen' (aficionados del Dortmund) se aplican", añadió.


Reinhard Rauball, el presidente del club, también compareció ante los medios: "Los jugadores van a poder superar esto y jugar. Lo peor hubiera sido que los que han hecho este ataque hubiera alcanzado sus objetivos". 


"Si ha habido un ataque directo contra el autobús, no lo superarán de aquí al miércoles. Será imposible superar esto mental y psicológicamente", añadió el antiguo jugador del Dortmund Steffen Freund, ganador de la Liga de Campeones en 1997.


Clubes como el Mónaco, evindentemente, o el Granada CF han dado las condolencias en sus cuentas de Twitter sobre lo sucedido.


Un muy buen detalle de los aficionados del Borussia Dortmund fue acoger a los aficionados del Mónaco que se quedaron sin hotel para esta noche, ya que tras el partido la mayoría volvían directamente a casa. Había ofrecimientos de todo tipo: “Tengo dos lugares en un sofá, lugar en el garaje, un cobertizo y hasta puedo meter a alguien en mi auto”, decía uno de los mensajes. “Estamos buscando lugar para dos personas, un hotel o cualquier cosa”, rezaba un pedido de aficionados monegascos. Con el hashtag #Bedforawayfans (traducido del inglés: cama para aficionados visitantes), hicieron eco de los ofrecimientos alemanes y de las peticiones de los monegascos.