Unai Emery vence a su irreconocible bestia negra

España. Por: Antonio Recio @ondatica @afr1505


Ayer vimos a un irreconocible Barcelona que fue aplastado por un gran PSG. Fue aplastado en lo futbolístico, por el juego del equipo del equipo parisino. Una plantilla con tanto talento y títulos no puede ni debe jugar como anoche. Luis Enrique no fue capaz de arreglar la situación y esto se vio en jugadores fundamentales del club azulgrana.


Sergio Busquets y Andrés Iniesta, defensa y creación del centro del campo, estaban desaparecidos. De la MSN, solo se salva Neymar, que intentó marcar aunque fuera solo un gol para facilitar la vuelta en el Camp Nou. Messi y Luis Suárez fueron neutralizados por la defensa del PSG, que pese a la baja de Thiago Silva, el joven Kimpembe hizo muy bien su labor y demostró que puede reemplazar a defensas de gran nivel sin problemas. Gran error fue no fichar un lateral este enero, que ya estamos viendo que en caso de lesión se nota que flojean las bandas a la hora de defender. Ter Stegen también se salva, que pese a encajar 4 goles, evitó que fueran más. Tuvo una muy buena actuación, que se vio ensombrecida por el mal juego del equipo, que facilitó los goles al PSG.


Unai Emery preparó muy bien este partido. Buscó dar el paso necesario para continuar llevando a cabo el proyecto del equipo parisino, además de quitarse por fin la espinita de no ganar nunca al Barcelona. Con cuatro clubes diferentes (Almería, Valencia, Spartak de Moscú y Sevilla) se ha medido hasta 18 veces contra los azulgranas. 5 empates y 13 derrotas consiguió hasta ayer contra el Barcelona. En su quinto club como entrenador, ganó con justicia y muy buen juego a su bestia negra, irreconocible totalmente ayer.


Ahora los azulgranas esperan repetir la vuelta de la eliminatoria de Champions de ya hace unos años contra el Milán en el Camp Nou, haciendo una remontada de ensueño.